La Asociación de Pequeños Ganaderos y Productores Agropecuarios “Chaqueños Sin Tierra”, el Indert, el Ministerio de Agricultura y Ganadería de Paraguay (MAG) y el Fondo Ganadero del país guaraní, proyectan la creación de una colonia de producción lechera, en Cerrito, Benjamín Aceval. Ayer realizaron una reunión para tratar el plan.

CERRITO, BENJAMIN ACEVAL, Dpto. de Pdte. Hayes (Paraguay). El ambicioso proyecto pecuario-rural tiene como objetivo la unión de la sociedad civil, el Estado paraguayo y el sector privado. El plan es ejecutar un plan productivo con mercado seguro de leche en la zona del Bajo Chaco.

Los miembros de la Asociación de Pequeños Ganaderos y Productores Agropecuarios “Chaqueños Sin Tierra” se reunieron ayer con autoridades del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert), Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) y del Fondo Ganadero. Durante el encuentro trataron el proyecto de creación de una colonia de producción lechera, en la comunidad de Cerrito, de este distrito. El encuentro se llevó a cabo en la casa de la presidenta de la organización, Juana Franco.

Durante la reunión, los asociados presentaron un plan de trabajo al titular del Indert, ingeniero Eugenio Alonso, en que delinean varias actividades concretas a desarrollarse durante la primera etapa del proyecto.

Uno de los puntos es la realización de un estudio de mercado para saber con precisión la cantidad de leche que el sector privado está dispuesto a adquirir. Además de capacitarse en materia de alimentación y cuidado de las vacas lecheras.

Por su parte, el presidente del Fondo Ganadero, Ing. Agr. Fernando Peroni, se comprometió a comisionar técnicos veterinarios y a invertir en la capacitación de los asociados para que puedan producir en mayor escala.

“Tenemos que saber que para poder producir y para que nuestro trabajo tenga el resultado esperado debemos contar con tres factores fundamentales: tierra, el capital y el trabajo o mano de obra. Acá contamos con todo eso, solo es cuestión de aumentar esfuerzos para hacer realidad este proyecto”, destacó.

Compra de Tierra.

En otro momento, el titular del Indert, Eugenio Alonso Massare, indicó que existe la posibilidad de la adquisición de unas 3.000 hectáreas para montar la colonia de producción lechera. Aclaró que eso depende del desarrollo exitoso del plan.

El sitio, según el proyecto, contará con un sector urbano en donde las familias asociadas contarán con sus parcelas para vivienda y granja familiar. Otro sector será destinado a campo de producción colectivo, que contará con galpones, área de cultivo, de ordeño y tambo de los animales.

“La idea es comprar tierra si existe un plan productivo con mercado seguro. Solo así el Indert tiene seguridad de que va a recuperar el dinero invertido. Sabemos que esta zona es privilegiada porque estamos sobre una ruta internacional que lleva a Argentina y Bolivia. Además existen industrias lácteas en la zona, por lo que el proyecto lechero cuenta con mucha factibilidad”, dijo el presidente del Indert, Alonso.

En tanto que los representantes del Ministerio de Agricultura y Ganadería se comprometieron a realizar la tarea de organización de los sectores de producción lechera así como la sanitación de los animales.

Solo para Venta Local.

Actualmente, cada uno de los 70 asociados cuenta con dos vacas lecheras, que producen alrededor de cinco litros por ejemplar. Con este rendimiento cubren solo la demanda local.

Considerando la poca capacidad de producción, creen que con asistencia técnica en sistema de alimentación intensivo y adecuado de los animales vacunos, el rendimiento podría ascender entre 15 y 20 litros por animal.

Fuente: http://www.perulactea.com
Fotos: http://www.agroaut.com.ar